Polémicas y reflexiones sobre la educación especial

Recientemente se ha generado una polémica respecto a los centros de educación especial para alumnos con discapacidad. Por un lado hay voces como la ONU que reclaman su eliminación indicando que además de no atender a estos alumnos de una forma correcta, opinan que llevarlos a este tipo de centros especiales vulnera su derecho a no discriminarlos y dotarlos de las mismas oportunidades que el resto de niños.

Problemas de los centros especiales

Comentan que deberían asistir a centros educativos normales, con el resto de niños, y que obviamente estos centros deberían estar dotados con el material educación especial adecuado para atenderlos en condiciones. Aquí radica otra de las quejas de esta organización, reclamando que no se dedican los recursos económicos necesarios en las escuelas para las necesidades especiales, y que igualmente no se ofrecen las ayudas necesarias a las familias de estos niños con discapacidad.

centros educativos

Obviamente cualquier persona normal piensa que la inclusión de estos alumnos es lo ideal, pero la realidad es que no es sencillo llevar a la práctica una inclusión bien hecha, donde las familias de niños con parálisis, síndrome de down o autismo puedan llevar a sus hijos a un colegio convencional, cerca de su domicilio, con las ayudas públicas pertinentes y que el centro cuente con los medios necesarios para la integración de estos estudiantes con el resto del alumnado sin perjudicar a nadie y manteniendo el nivel educativo lo más alto posible.

Inclusión efectiva

Sin embargo, a nadie se le escapa que la inclusión no se está realizando de esta forma. Hay muy pocas plazas disponibles en los centros educativos, las evaluaciones y ayudas tardan demasiado en llegar si es que llegan, no hay suficientes profesionales formados para atender las necesidades especiales, por lo que al final este tipo de alumnos en las clases de los colegios suponen más una carga para profesores y alumnos, y el propio niño no recibe la educación y atención que necesita y merece.

Si bien hay que seguir exigiendo que se lleve a la práctica una inclusión real y efectiva, no parece que exista realmente una voluntad política para poner medidas y soluciones efectivas. Por lo tanto, son muchos los que mantienen que a día de hoy los centros de educación especial sí son necesarios. Ya que en este tipo de centros en teoría tienen los materiales, recursos y personal adecuados para cada alumno.

En este punto también sería necesario contar con la opinión de los propios alumnos, para saber dónde se sienten mejor atendidos, felices y donde aprenden más y se integran mejor. Quizás para algunos tener que acudir a un centro especial es una especie de fracaso, como que no son capaces de ir a una escuela normal. Sin embargo, la función de estos centros debería ser reconducir el desarrollo del niño para que pueda asistir a centros comunes lo más rápido posible, centrándose en desarrollar las áreas que más necesite individualmente. Puede que inscribiéndolo en un colegio normal desde el principio no puedan trabajar en mejorar esas áreas específicamente, y acabe siendo siempre un poco excluido dentro del grupo de alumnos.

Como vemos, es un tema complicado y hay diversas opiniones enfrentadas, cada una con sus razones. En lo que sí estamos todos de acuerdo es en la necesidad de trabajar y avanzar en la inclusión de alumnos, sea de la forma que sea, para conseguir que tengan una educación como todos los demás.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *